Archivo de la categoría: Cines

La realidad Aumentada en el cine

Una de las cosas que han buscado siempre los directores de cine es envolver al público con sus historias, brindarles la oportunidad de ser parte de ellas, contando historias en muchos casos basadas en hechos de la vida real, pero también haciendo que la magia logre envolver de tal manera al espectador que se salga de sí mismo por un momento y se meta de lleno en la historia.

Si hay algo que se puso de moda, y que ha logrado este objetivo de involucrar al espectador, desde la primera vez que se utilizó, fue la realidad aumentada o cine en tercera dimensión (3D). Y es que la experiencia del espectador de sentir que está dentro de la película, que los personajes se salen de la pantalla y están a su lado es sencillamente maravillosa.

Películas que se hicieron famosa gracias a la tercera dimensión

Si bien muchas películas han utilizado estos efectos, hay algunas que se han hecho más famosas que otras, tal es el caso de Avatar, un gran trabajo de James Cameron donde el público vuela con los personajes y se siente dentro de un bosque donde el brillo y la luz de las plantas logran envolverlo también.

Una película animada que supo hacer un uso brillante del recurso del 3D fue Lluvia de hamburguesas, en esta película el público sentía que podía recoger las hamburguesas que caían a su alrededor y comer de las albóndigas que llovían.

Cuando es mucho más que solo la vista llega el cine 4D

El cine en 4DX o cuarta dimensión es un paso más allá en lo que se trata de brindarle una verdadera experiencia al público que va a la sala de cine, si el 3D logró involucrar visualmente al espectador en la película, el 4D lo hace sentirse parte de ella, explorando sensaciones y efectos especiales incorporadas en los asientos de las salas especiales.

Una película que hizo un uso maravilloso de este recurso fue Exodo: Dioses y Reyes, en la cual el público podía sentir que caminaba en medio de la hierba que le rozaba las piernas, que le salpicaba el agua del mar rojo cuando Moisés lo abrió o que se iba a caer del carro cuando el Faraón perseguía a los judíos.

Si bien es cierto que la entrada a estas salas de cine suele ser un poco más costosa que la de las salas 3D o las tradicionales salas 2D, también es cierto que la experiencia vale la pena completamente.

Conceptos básicos de un guion cinematográfico

El guion cinematográfico está compuesto por un tema, que es la idea argumental y un mensaje. La idea argumental debe tener una oposición de varias fuerzas para lograr un objetivo, lo que se denomina conflicto.

El conflicto va creciendo a lo largo del guion hasta llegar al “climax” que es el punto más alto del conflicto que luego lleva a una culminación, positiva o negativa. Los conflictos pueden ser internos o externos en relación al personaje: los internos se tratan de problemas que el personaje tiene con sí mismo y debe resolver, por lo general son conflictos emocionales; y los externos tienen que ver con la relación del personaje con su entorno (social, político, económico).

 

DETALLES DE UN GUION LITERARIO

 

Como se mencionó, los personajes deben lograr un objetivo y para llegar a este deben tener una motivación, es decir, algo que los impulse a querer lograrlo, por lo general este objetivo es la felicidad, el personaje al lograrlo se siente pleno y completo.

Para desarrollar la idea argumental hay que tener en cuenta cinco puntos básicos: quiénes son los protagonistas, qué les sucede a estos protagonistas, dónde sucede la historia, cuándo sucede la historia y cómo transcurre la historia.
En relación a los personajes, estos deben estar bien delineados, debe explicarse claramente cuáles son sus deseos, sus miedos, sus actitudes y todo lo relacionado a su personalidad. No puede haber dos personajes completamente idénticos, así como tampoco hay dos personas idénticas. También es importante explicar su vida privada: con quién se relacionan, de qué viven, cómo viven. El pasado de cada personaje también es importante para entender sus acciones presentes.

Todo guion tiene uno o varios personajes centrales; uno o varios antagonistas, que impiden que el protagonista logre su objetivo y personajes secundarios que ayudan tanto al protagonista como al antagonista. Los personajes secundarios son muy importantes ya que permiten que el protagonista o antagonista crezcan durante la “aventura”.
El objetivo siempre debe ser lo suficientemente difícil para que el protagonista crezca, pero también debe ser lo suficientemente bueno como para que el protagonista quiera conseguirlo.
Finalmente, una vez que el protagonista logra el objetivo, se muestra el mensaje que destina el guionista a sus espectadores para que, al terminar de ver la película, les deje una enseñanza.

Las nuevas tecnologías y el cine independiente

El cine independiente se encuentra transitando uno de los momentos más importantes desde sus inicios.

¿Qué es el Cine Independiente?

Se caracteriza porque se realiza fuera de los ámbitos de producción cinematográfica comerciales habituales. La característica principal de una película independiente es que no ha sido producida por los grandes estudios cinematográficos. Se asocia al bajo presupuesto, y ahora es más común ver este tipo de cine puesto que las cámaras digitales de personas comunes han mejorado mucho su calidad y casi todo el mundo tiene acceso a una, por o que se facilita la grabación de una película de estas características.

Una de las mayores ventajas de la era digital, ha sido el abaratamiento de las tecnologías necesarias para la producción y la distribución de contenidos.
Si antes había que realizar una enorme inversión en material fílmico, que casi nadie estaba en condiciones de afrontar, ahora, con la adquisición de una simple cámara se puede lograr una calidad de imagen formidable, a un precio muy accesible.
La edición del material también se ha simplificado considerablemente, gracias a los múltiples programas destinados para tal fin, con interfaces amigables, capaces de ser utilizados sin requerir un extenso curso de capacitación.

Con un poco de práctica, hasta es posible crear interesantes efectos de animación, que antes habrían requerido de tecnologías caras y complejas, y que ahora se resuelven con una simple computadora. Hemos visto como en portales de medios internacionales han publicado pequeños cortos de “duendes” y otras criaturas, que no son otra cosa que un uso creativo muy bien logrado de estas nuevas tecnologías hogareñas.


La distribución de los contenidos también se ha simplificado, gracias a la proliferación de plataformas para compartir vídeos. Probablemente, Youtube sea la más famosa y multitudinaria, con millones de visitas diarias.
Esto último vuelve necesaria la pregunta de: ¿Qué constituye “cine independiente” en la actualidad?

Una joven londinense tiene una cuenta en Youtube y publica un vídeo contando un día de su vida, ¿Constituye eso una pieza de cine independiente? Podemos decir que sí, ya que el vídeo tiene un comienzo, un desarrollo y un fin. El día parece apacible, pero un conflicto hace que los planes de la protagonista se vean alterados. La joven enfrenta los problemas, los resuelve, mantiene diálogos con diferentes personajes (que son sus familiares y amigos), nos muestra paisajes de su ciudad, hace un traveling desde un auto, decide en qué lugar poner la cámara para captar cada escena, ¿Qué otra cosa podría ser ese vídeo, sino un exponente de un nuevo tipo de film independiente? Incluso la estética del material nos recuerda a otras piezas que hemos visto hace un par de décadas. La única diferencia, es que mañana la chica subirá otro igual, con una facilidad que hace no muchos años atrás habría sido impensable.

El cine como expresión artística de la sociedad industrial

Intentar encasillar al cine dentro de los rótulos de “arte” o “industria” es entrar en una dicotomía hasta ahora difícilmente resuelta. Los más brillantes críticos y teóricos de cine han postulado sus ideas sobre el asunto, pero lo cierto es que las miradas han sido tan diversas que resulta imposible llegar a una categorización definitiva.


A menudo se hace referencia al cine denominándolo “séptimo arte“. Hacer cine es, sin duda alguna, hacer arte. Más allá de toda subjetividad, pocos dudarían a la hora de tildar de obras de arte a films como “2001: Odisea del Espacio” (Stanley Kubrik, 1968) o grandes películas neorrealistas como “Ladrones de Bicicletas” (Vittorio de Sica, 1948) o “La Tierra Tiembla” (Luchino Viconti, 1948). Lo cierto es que el arte, o lo artístico, están en la esencia del cine mismo. Hacer una película, ya sea ficción o documental, consiste no sólo en narrar una historia, sino en intentar exponer a través de los medios que el cine brinda, una forma propia de ver el mundo, un pensamiento, una ideología.

Es cuestionable si todas las películas que llegan a nuestras pantallas alcanzan ese objetivo, pero lo cierto es que en ese terreno debería radicar la motivación de cineastas y productores. De más está decir que el cine constituye un hecho estético, dado que logra transmitir sentidos que traspasan la barrera de la lógica y la literalidad y que, más bien, se nos presentan como una revelación. Y es que, de lo contrario,¿Cómo se explica el efecto que tiene en nosotros la secuencia psicodélica de, la anteriormente nombrada, “2001: Odisea del Espacio”? Ha transcurrido casi medio siglo y la película sigue dejando boquiabierta a generación tras generación. Recordemos, además, que el cine supo tener su respuesta en tiempos de las vanguardias históricas al igual que cualquier otra manifestación artística: y de ahí provienen grandes obras cinematográficas que supieron romper con las formas establecidas de realización audiovisual.


A su vez, es imposible pensar en cine sin pensar en industria. El aspecto industrial del cine yace en su génesis misma. Cuando los hermanos Lumiére desarrollaron el Cinematógrafo, ese invento que permitía capturar imágenes en movimiento hacia fines del Siglo XIX, lo explotaron como un invento tecnológico; y su atracción, dado que se convirtió en un espectáculo de feria, radicaba en lo novedoso del mecanismo y en el asombro que producía ver fragmentos de realidad en movimiento proyectados “sobre una pared”.

El desarrollo del cine a lo largo del Siglo XX vino de la mano del desarrollo industrial, y la expansión de esta nueva tecnología, desde Europa a los mercados periféricos, responde naturalmente al contexto histórico del comercio global. El cine depende enormemente de los avances tecnológicos en todo el proceso de realización. El esquema de producción de una película, así se trata de una “súper-producción” de alguna major hollywoodense o de una película independiente de bajo presupuesto, responde a un modelo de trabajo piramidal propio de la sociedad industrial capitalista.

El cine es una síntesis de la combinación, no siempre armoniosa, entre arte e industria. A largo de la historia, algunas corrientes se han sentido más allegadas a una definición que a otra, pero lo cierto es que coexisten en una dependencia irremplazable. El cine supo ser, en definitiva, el modo de expresión artística más paradigmático de la sociedad industrial.

14 cines impresionantes de lugares del mundo

Me encanta ir al cine. No puedo esperar a sentarme en una habitación llena, ver una película muy esperada en la pantalla grande, y compartir un tazón de palomitas con mi cita. Es la mejor manera de pasar una lluviosa noche de sábado.

Tan bueno como puede ser ver una película, hay unos cines en todo el mundo que llevarán tu experiencia al siguiente nivel. Ellos te harán ver películas mejor que cualquier cosa que era inimaginable. Los siguientes 14 cines son el mejor ejemplo de lo que te estás perdiendo en cuánto a una máxima experiencia cinematográfica.

 

1. Olympia Music Hall, Francia

Olympia se transforma en París en un dormitorio gigante debido a las necesidades de la compañía sueca Ikea de presentar su promoción “En la cama con Ikea” y permitió a algunos dormir allí, ver un concierto de música de Abba y ver la película de Millenium. Este evento fué para promover la línea de colchón y cama de Ikea.

2. Sci-Fi Dine-in Theater, Disney’s Hollywood Studios

No hay nada mejor que el ambiente de este restaurante. Pura genialidad.   Con la luz baja y algo de ruido, este restaurante se transforma en un cine de experiencia.

3. The Bijou Theater, Bridgeport

4. Cineteca De El Matadero, Madrid, España

5. Fox Theater, Detroit, MI

6. Hot Tub Cinema, Londres

Puedes ver el vídeo de promoción de este evento en UK en vimeo

7. Parisian Theater, Paris

La película se proyecto en la piscina del Edouard Pailleron con los espectadores instalados en canoas dentro de la piscina. La oportunidad de experimentar la aventura del héroe de la película La vida de Pí poniéndonos en su piel nos deja una nueva experiencia nunca llevada a cabo.

8. Kurshumli An In Skopje, Macedonia – Creative Documentary Film Festival Makedox

9. Orinda Theater, California

Mientras trabajaba en una serie de fotografías de los teatros escénicos parisinos en 2011, el fotógrafo francés Franck Bohbot descubrió el teatro Max Linder, uno de los primeros y más espectaculares palacios cinematográficos de París. Ese descubrimiento llevó a la serie “Cinema” de Bohbot, fotografías de los cines construidos en los Estados Unidos durante la Edad de Oro de Hollywood en los años 1930 y 1940. Como en toda sus obras, este nuevo proyecto combina el arte de fotografiar espacios de vida, de trabajo o de ocio, con sus intereses personales, en este caso, su pasión por el cine. Su objetivo con esta serie, todavía en progreso, es sacar a la luz las salas de cine del pasado y el presente que experimentamos principalmente en la oscuridad.

10. Puskin Art Cinema, Budapest, Hungría

11. Regent Cinema, Brisbane, Australia

12. Urania National Film Theatre, Budapest, Hungría

13. Electric Cinema, Notting Hill

14. Arena, Pula, Croacia

Ver una película en los cines es bastante diferente que ver uno en casa. Hay algo especial en las salas de cine que cambia tu experiencia, y por lo tanto tu impresión de la película. Imagínate cuánto mejor sería una película en uno de estos lugares.

Yo, por un lado, quiero reservar entradas ahora mismo!