Castillos de Disney basados en lugares de la vida real

Estos castillos de Disney nos parecen familiares porque están basados en lugares de la vida real

Disney es la epítome de magia y fantasía. Los mundos creados por estas películas son fragmentos de la imaginación… ¿verdad? Bueno, no necesariamente. La mayoría de los escenarios en los que Disney se basa están basados en lugares de la vida real. ¡Es asombroso como estos mundos mágicos están inspirados en lugares que podemos visitar en la vida real!

Disfruta de ver estos lugares ficticios con sus contrapartes en el mundo real. Te darán toda una nueva perspectiva con respecto a que todo lo que Disney los muestra, está más allá de la fantasía.

 

El castillo de Sleeping Beauty no es fruto de la imaginación de alguien

Está basado en el castillo de Neuschwanstein en Bavaria, Alemania. ¡Es mágico!

Fue construido por Ludwig II de Bavaria en 1892 como su área de retiro.  Ludwig II es reconocido porque dejar hitos impresionantes por toda Baviera, y fue un gran patrocinador de las artes.

 

La villa de Belle en Beauty and the Beast fue basada en un lugar real en Francia

Alsace, Francia, está realmente dotada con estas adorables construcciones que luces como si estuvieras en un cuento de hadas.

Históricamente, esta zona estaba ocupada por alemanes, lo que explica esta única combinación arquitectónica francesa-alemana.

 

Aquí está el castillo de Brave…

Y aquí el castillo Eilean Donan en Escocia.

 

 La isla de Corona en Tangled estaba situada en Alemania

Pero actualmente se basaron en el monte Saint Michel Abber en Normady, Francia.

La ciudad de la isla hace un corte de la parte continental debido al aumento de las mareas, lo que le permite tener una posición defensiva ideal. Algo que era sumamente importante en el siglo X.

 

Los hermosos saltos de agua de la película de Pixar, Up, son lugares de ensueño y sumamente maravillosos, pero existe un lugar justo como ese en la vida real.

El salto del Ángel en Venezuela es el hogar de la caída de agua más alta del mundo y los animadores de Pixar le hicieron justicia a este lugar.

 

El palacio del sultán en Aladdin es probablemente la locación de Disney más reconocible.

Claramente, está basado en el Taj Mahal.

Construido en el año 1632 por el emperador Shah Jahan para albergar la tumba de su esposa, este hito atrae alrededor de tres millones de turistas al año.

 

La casa del emperador de Mulan parece un lugar ficticio, pero…

… es una copia casi exacta de la Ciudad Perdida en Beijing, China.

 

La catedral en The Hunchback of the Notre Dame es otra de sus copias más reconocibles

Obviamente, está inspirado en el Notre Dame.

Fue la primera estructura en usar contrafuertes volantes, lo que le permite soportar sus altos techos.

 

El taller de carrocería en Cars es una ilustración que te puede recordar a…

El U-Drp Inn, que está ubicado en la Ruta 66 en Texas.

Es una estructura art-decó que fue construida para que pareciera como si una serie de clavos salieran de la tierra.

 

El castillo del príncipe Eric de The Little Mermaid fue modelado después del Cahteau de Chillon en el Lago de Geneva, Suiza

Construido como puesto de avanzada, ahora está abierto al público.

 

Te dejaré adivinar en que se basaron para realizar la Game Central Station en Wreck-it

¡En la Gran Central Station en la ciudad de Nueva York!

 

El castillo de la Bestia en Beauty an the Beast es una versión imaginada de…

… Château de Chambord en Francia.

Este menos que humilde castillo fue construido en 1547 por el Rey Francis I… como un pabellón de caza.

 

El pantano en The Princess and the Frog luce como un sitio digno de un cuento de hadas, pero existe una versión real de éste.

El pantano de Louisiana es un lugar muy real, y es tan mágico como el ilustrado.

 

El palacio de Elsa tiene una inspiración muy moderna…

El Hotel de Hielo en Quebec es reconstruido con bloques de hielo cada invierno.

 

El castillo de la reina en Snow White es actualmente un castillo en España.

Alcazar of Segovia en el centro de España se encuentra en un acantilado entre dos ríos, por lo que parece un barco navegando en el agua.

La próxima vez que veas una película de Disney, toma en consideración que el hecho que sean lugares ficticios no significa que no puedan estar basados en un elemento de la vida real. Mientras que algunos podrían pensar que es una idea poco encantadora, yo amo el hecho de que puedas encontrar un poco de la magia de Disney en cada rincón del globo terráqueo.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *